El presidente Salvador Sánchez Cerén exaltó el gigantesco legado del arzobispo mártir salvadoreño, Óscar Arnulfo Romero, quien hoy es proclamado beato de la iglesia Católica en una eucaristía que reúne a miles de www.ibc.dk miles de personas en la histórica plaza capitalina del Divino Salvador del Mundo, patrono del país.

El mandatario calificó el ejemplo de vida y obra de monseñor Romero como una invitación a cambiar el paradigma de una sociedad históricamente marcada por la injusticia y desigualdad.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, recibió esta tarde al prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos de price of levitra la iglesia Católica, cardenal Angelo Amato, enviado del papa Francisco para la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

Al encuentro, celebrado en Casa Presidencial, también asistió monseñor Vicenzo Paglia, postulador de la causa de canonización de Monseñor Romero en el Vaticano; el nuncio apostólico en El Salvador, Léon Kalenga; y el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, y lo secretarios privado de la Presidencia, Manuel Melgar, y de Gobernabilidad, Hato Hasbún, también participaron en la reunión.

“Todo nuestro pueblo está lleno de alegría y felicidad, su corazón se ha llenado de www.nuevasesperanzas.org esperanza”, aseguró el mandatario al delegado del papa a propósito de la ceremonia de beatificación del arzobispo mártir de El Salvador, que se realizará este sábado 23 de mayo en la capital salvadoreña.

Durante el encuentro privado entre el mandatario y el cardenal Amato, este trasladó los saludos del papa Francisco al presidente y al pueblo salvadoreño y se ultimaron también los detalles sobre la misa beatificación, aseguró el canciller Martínez.

“También conversaron sobre los pasos siguientes para la canonización de monseñor Romero y el inicio del proceso de beatificación del padre Rutilio Grande”, agregó el encargado de la diplomacia salvadoreña.

El mandatario hizo entrega de una imagen y una estatuilla de www.facesoftomorrow.org monseñor Romero al cardenal Amato.

Tras el encuentro, el mandatario salvadoreño acompañó al representante del Vaticano al Salón de Honor Presidencial Monseñor Óscar Arnulfo Romero, en donde admiraron la obra de arte alusiva al obispo mártir del pintor salvadoreño Rafael Varela, misma que ocupa la pared principal de este importante espacio de la casa de gobierno.

El presidente Salvador Sánchez Cerén llamó hoy a los líderes y lideresas de los gobiernos del hemisferio presentes en la VII Cumbre de las Américas, en Panamá, a orientar la cooperación entre los países del continente hacia las necesidades comunes de la realidad actual.

“Es importante que la cooperación hemisférica responda a nuestras realidades para ayudar a disminuir los riesgos de amenazas a la estabilidad política, ambiental, económica y financiera de nuestras naciones”, dijo el mandatario en su intervención durante la sesión plenaria de la Cumbre la tarde de este sábado.

Aseguró que los mandatos que surjan de esta Cumbre están “enfocados hacia las necesidades de nuestros pueblos y sectores más vulnerables, para reducir las desigualdades y la exclusión social y económica”.

Señaló que el continente enfrenta retos comunes como la migración, el desarrollo sostenible y medio ambiente, y el crimen organizado y tráfico de drogas.

Estos retos “requieren del esfuerzo conjunto de los países del hemisferio y de una amplia participación ciudadana para encontrar soluciones viables”, dijo.

El presidente también destacó la importancia de avanzar hacia una “gobernanza de la migración internacional”.

“Hago un llamado a trabajar juntos y proteger a las niñas, niños y adolescentes migrantes, independientemente de su estatus migratorio, reconociendo las responsabilidades de los países de origen, tránsito y destino, en la promoción y protección de los derechos humanos”, subrayó el jefe de Gobierno.

También expresó su complacencia por el compromiso asumido en la Cumbre para el establecimiento de una Agenda Educativa Interamericana, al tiempo que destacó los esfuerzos puestos en marcha por su gobierno y la administración anterior para transformar el sistema educativo.

“Debemos desarrollar esfuerzos permanentes para consolidar la paz y la tranquilidad de las familias fortaleciendo los mecanismos de cooperación y coordinación entre nuestros Estados”, dijo al referirse a la importancia de tomar acción para garantizar la seguridad.

“En El Salvador desarrollamos esfuerzos sin precedentes en este tema librando una batalla contra el crimen y por la tranquilidad de las familias”, añadió, destacando iniciativas como la conformación del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia y la aprobación y vigencia de la Ley Especial contra el Delito de Extorsión.

El mandatario también consideró fundamental el impulso de estrategias para el desarrollo energético basadas en la cooperación y complementariedad.

“Nuestros gobiernos y pueblos tenemos que buscar siempre el diálogo y una amplia participación en la toma de decisiones para avanzar en el camino hacia una prosperidad inclusiva y compartida”, concluyó el gobernante.

Más de 12 mil compatriotas en el exterior y amigos de El Salvador se unieron a la Jornada por la Vida, la Paz y la Justicia celebrada este 26 de marzo.

Las manifestaciones de apoyo fueron diversas.  Varios connacionales enviaron fotografías o vídeos en apoyo a la iniciativa, desde países como Alemania, Argentina, Canadá, Cuba, España, Estados Unidos de América, Francia, Guatemala, India, Israel, Italia, México y Nicaragua,  Uruguay, Panamá, entre otros. De igual manera, muchos de ellos se unieron a la transmisión en vivo de la marcha a través del internet.

Mientras que otros, llegaron a las representaciones diplomáticas y consulares para brindar sus muestras de solidaridad, firmaron libros, elaboraron lienzos alusivos a la paz, realizaron jornadas culturales, conferencias de prensa, conversatorios, construcción de murales, portaron listones y botones.

Además,  entre otras muchas actividades, realizaron actos simbólicos como encendido de velas y liberación de globos, reuniones con líderes comunitarios, presentación de obras de teatro, niños y niñas elaboraron dibujos alusivos a la paz.

También, se dieron concentraciones de compatriotas en parques o plazas, quienes, en su mayoría,  portaron listones blancos,  banderas o mensajes de solidaridad por la paz en El Salvador. Asimismo, se unieron a actos religiosos en los que conmemoró el  trigésimo quinto aniversario del martirio de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y promovieron los objetivos de la jornada de este jueves.

Todas esas expresiones solidarias fueron visibles a través del sitio http://www.rree.gob.sv/porlapazsv/

La comunidad salvadoreña residente en el exterior se acercó este día a las diferentes representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador, para brindar sus muestras de apoyo a la jornada por la Vida, la Paz y la Justicia realizada en el país.

Por ejemplo, en los Estados Unidos de América, los connacionales concurrieron a los consulados en Atlanta, Boston, Chicago, Doral Gables, Nueva York y Seattle para portar el listón blanco y unirse a favor de la paz en la nación.

De igual manera, los compatriotas se acercaron a la representación diplomática y consular en Perú para dejar un mensaje de paz y pedir porque cese la violencia en El Salvador. Asimismo, se recibieron muestras de solidaridad desde Brasil, siempre a través de la sede diplomática.

Las embajada de El Salvador en México, Guatemala, Nicaragua y Panamá  también recibieron a compatriotas interesados en demostrar su solidaridad y apoyo a este movimiento nacional.  La agencia consular de El Salvador en Arriaga, Chiapas, México, participóen una pequeña marcha en honor a Monseñor Óscar Romero y en favor de la paz. El mismo apoyo recibió la agencia consular en Tapachula, Chiapas. Y además, jóvenes del Instituto Miahuatlan, en Oaxaca , México enviaron muestra de apoyo a El Salvador

Por su parte, la comunidad salvadoreña residente en Ottawa, Canadá firmó un tarjetón con mensajes alusivos a la paz en el país. Estas son algunas de las muestras de solidaridad expresadas por los connacionales a través de nuestras embajadas y consulados.

De igual forma aquellos connacionales que no han podido acercarse a una representación del país en el exterior han expresado su respaldo a este esfuerzo a través de las redes sociales. Para más información visite el siguiente el sitio http://www.rree.gob.sv/porlapazsv/

Las salvadoreñas y salvadoreños residentes en el extranjero continuan mostrando sus expresiones de apoyo a la Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia, a través de  múltiples actividades realizadas este día por las representaciones diplomáticas y consulares del país en el mundo.

El consulado de El Salvador en Houston, Texas, en los Estados Unidos de América, realizó un acto religioso, presidido por el Pastor Gilberto Lara y el Pastor César Carlos González, quienes elevaron una oración por la paz en el país y compartieron un mensaje de esperanza y amor con los compatriotas. Asimismo los asistentes tuvieron la oportunidad de escribir un mensaje de paz en un libro que será enviado posteriormente a la nación salvadoreña.

De igual manera, la representación diplomática en Uruguay colocó una ofrenda floral en la Plaza Independencia, de Montevideo, donde concurrieron tanto connacionales como funcionarios diplomáticos de Colombia, Costa Rica, Chile, México, Nicaragua y Rusia. En el acto, niños de la Escuela El Salvador ubicada en esa ciudad marcharon con banderas.

Por su parte, la embajada salvadoreña en Panamá reunió a alumnos de la Escuela República de El Salvador para elaborar dibujos alusivos a la paz.

En Europa, la embajada en Estocolmo, Suecia, convocó a la comunidad salvadoreña para ver la transmisión de televisión de la Marcha en el país. Por su parte, los connacionales en Milán, Italia, se reunieron frente a la Catedral de Milán, en la Plaza de Duomo, como muestra de solidaridad.

En México, en la ciudad de Veracruz, se realizó una conferencia de prensa para dar detalles de la Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia en El Salvador. La actividad fue organizada por el Consulado General de El Salvador en Veracruz y la Agencia consular en Acayucan. De igual manera, los compatriotas residentes en Monterrey firmaron una manta en apoyo a la Marcha.

También, las representaciones consulares de Guatemala, Barcelona, España y en los Estados Unidos de América, específicamente en San Francisco, California; Tucson, Arizona, y Las Vegas, Nevada, han expresado sus muestras de apoyo.

Fotografías, vídeos y contenido de redes sociales sobre estas actividades se encuentran disponibles en el siguiente el sitiohttp://www.rree.gob.sv/porlapazsv/

La convocatoria del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) a la Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia encontró eco en las salvadoreñas y salvadoreños que se congregaron en el monumento al Salvador del Mundo, en la capital, y en otras 12 cabeceras departamentales, clamando por un El Salvador seguro.

“Gracias pueblo salvadoreño por teñir de blanco todo los departamentos. Nos unimos este día para manifestar nuestro rechazo a toda forma de violencia y para expresar nuestra solidaridad con el dolor de las víctimas y sus familias”, expresaron los miembros del CNSCC en un manifiesto leídopor algunos de sus representantes en el acto central, a los pies del monumento al patrono del país.

La marcha fue multitudinaria: en San Salvador y La Libertad unas 300 mil personas se movilizaron en cuatro recorridos, mientras que en las otras 12 cabeceras otras 200 mil personas marcharon, según reveló el presidente Salvador Sánchez Cerén.

“Tenemos que alcanzar un gran entendimiento para diseñar y construir juntos y juntas el país del futuro que queremos”, enfatizaron los miembros de esta instancia de diálogo en favor de la seguridad y la convivencia, creada a propuesta del presidente Sánchez Cerén.

La población, de distintos sectores, géneros, edades y ocupaciones, se unieron en aplausos al Consejo, cuyos miembros afirmaron ante la multitud que esta marcha “es un llamado también a un cambio en nuestros días”.

“Todos y todas tenemos la capacidad de cambiar, de reunificar, de lograr la paz y seguirla”, señaló el Consejo a través de su manifiesto.

Hubo también un mensaje a los jóvenes: “Ustedes son la riqueza más grande que tiene el país. Son una fuerza positiva que el país necesita para seguir adelante”.

“A quienes se han visto arrastrados por la violencia, nos comprometemos como Consejo a realizar nuestro mejores esfuerzos para que la sociedad les ofrezca oportunidades de educación, de formación así como un trabajo digno”, aseguró el CNSCC.

Antes de darle lectura al documento, las salvadoreñas y salvadoreños presentes en el lugar se unieron en la invocación ecuménica a cargo de representantes de las iglesias evangélicas del país, seguido de una oración dirigida por Monseñor Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador.

“Oramos por los familiares e la víctimas. Señor, trae consolación y fortaleza a cada uno de ellos”, dijo el pastor Mauricio Navas, quien dirigió la invocación junto con los pastores Toby hijo y Mario Vega.

Monseñor Rosa Chávez, por su parte, clamó por la participación de todas y todos los salvadoreños en la construcción de un El Salvador seguro.

“Es posible vivir en paz, es posible construir la paz, es posible que todos seamos artesanos de la paz. Jesús, comienza una nueva etapa, hoy se divide el antes y el después, el antes de la angustia, de la parálisis, de la indiferencia, del fatalismo”, dijo Rosa Chávez.

Un minuto de silencio en el que se recordaron a las víctimas de la violencia –civiles, policías, soldados, fiscales– siguieron a las palabras del arzobispo auxiliar, tras lo cual, en un acto simbólico que generó aplausos entre la multitud, niñas y niños de distintos centros escolares elevaron globos blancos y palomas al cielo acompañados del Himno de la Alegría, interpretado por la Orquesta Sinfónica Nacional.

“La paz con justicia es el camino para construir la patria nueva, todas y todos podemos ser artesanos de la paz. Esto no es el final, es tan solo un comienzo hacia un El Salvador de vida, paz y justicia. Será un camino largo, pero entre todos y todas es posible alcanzar este sueño urgente esencial y hermoso”, subrayó el Consejo en su manifiesto al pueblo salvadoreño.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, exaltó la unidad de la sociedad salvadoreña que este 26 de marzo, Día Nacional por la Vida, la Paz y la Justicia, salió a las calles a reafirmar “que no vamos ceder ni un solo espacio a la delincuencia”.

“Todos debemos ser agentes activos y protagónicos de la paz, la vida y la esperanza, en nuestras familias, centros de trabajo, en las comunidades, para construir un El Salvador seguro”, dijo el Presidente al pie del monumento al Divino Salvador del Mundo y ante una multitudinaria concentración.

El gobernante anunció que en el interior del país las 12 marchas reunieron a más de 200 mil personas, mientras que en San Salvador y la Libertad la movilización alcanzó las 300 mil personas.

“Quiero felicitar a las personas, especialmente a la juventud salvadoreña, iglesias, instituciones, medios de comunicación y empresas que se han sumado a este río humano de esperanza, apoyando con su tiempo, entusiasmo y recursos esta gran movilización nacional”, expresó el estadista.

La marcha fue convocada por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), cuyos miembros acompañaron al Presidente en el acto central transmitido por cadena nacional de radio y televisión.  

“Querido pueblo salvadoreño, este es un día hermoso, lleno de amor, las calles de El Salvador se vistieron de amor, el amor es el testigo de la paz”, afirmó entre aplausos el mandatario.

Agregó que el amor y legado de Monseñor Óscar Arnulfo Romero “alientan nuestro deseo de construir un país en paz y armonía”.

Asimismo, agradeció en nombre del pueblo salvadoreño a los órganos Legislativo y Judicial por “por dotar al gobierno de los instrumentos para hacer el trabajo más efectivo en la lucha contra la delincuencia”.

“Me refiero a la aprobación de la Ley Antiextorsión, la depuración de jueces, y las leyes que endurecen las penas para los que atentan contra la vida de servidores públicos”, expresó.

En este contexto, anuncio que el gobierno próximamente presentara la Ley de Reinserción de Pandillas y Prevención para Personas en Riesgo, que pidió sea aprobada muy pronto y por consenso en la Asamblea Legislativa.

También en su mensaje recordó a las víctimas de la violencia en El Salvador: “Reafirmo nuestra voluntad de que ningún crimen quedará impune”, expresó el jefe de Estado.

En su mensaje el Presidente dedicó un apartado especial a los delitos contra las mujeres: “los feminicidios  y la violencia contra la mujer son intolerables y serán perseguidos y castigados con todo rigor”, dijo.

También destacó el reciente nombramiento del Comisionado Presidencial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia, Hato Hasbún, “para garantizar la articulación e integración de todo el Estado y los sectores a nivel nacional, departamental, municipal y comunitario involucrados en esta crucial lucha”.

“Esta es una lucha que vamos a ganar todos los salvadoreños y salvadoreñas, porque asumimos el reto de seguir trabajando por el respeto a la vida, para profundizar la paz y hacer prevalecer la justicia”, fue el mensaje final del Presidente a los marchantes, a quienes pidió regresar a sus casas convencidos de que unidos podemos dar solución al problema estructural de inseguridad que por años ha afectado a El Salvador.

 

Los compatriotas en el exterior se encuentran participando activamente, a través de diferentes actividades organizadas por las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en el mundo, para sumarse a la Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia, convocada este día  por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC).

La embajada de El Salvador en los Estados Unidos de América, organizó la “Concentración por la Vida, la Paz y la Justicia”, en el Parque Lamont del Barrio Mt. Pleasant de la capital estadounidense. La actividad contó con la participación de las representaciones consulares del área, miembros de la comunidad, y representantes de distintos sectores y de organizaciones de derechos humanos, quienes portaron un listón blanco como símbolo de unión ante la violencia y la inseguridad en el país.

La representación diplomática y consular en la India realizó también una concentración junto a la comunidad salvadoreña, con el propósito de mostrar ante la comunidad internacional que El Salvador es un pueblo amante de la paz,  esta se realizó en la emblemática Puerta de la India.

Como acciones previas a este magno día, en Israel, residentes en Belén portaron el listón blanoa como símbolo de apoyo a la Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia. El evento se realizó en el Museo de Belén, el pasado 24 de marzo durante un evento en honor al martirio de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

En Brasilia, Brasil, se desarrolló un Concierto por la Paz en el Centro de Convenciones Ulysses Guimarães, con el apoyo de la Secretaria de Estado de Cultura del Distrito Federal y la Orquesta Sinfónica del Teatro Nacional Claudio Santoro.

Asimismo, salvadoreños en Chiapas y Oaxaca, México realizaron una peregrinación  para pedir por la paz en El Salvador. Lo mismo sucedió en la ciudad de Tehuantepec, México,  donde se desarrolló una marcha pidiendo por la Paz en el país, además de recordar a los mártires de El Salvador, principalmente a Monseñor Romero.

De igual manera, los connacionales se han pronunciado con apoyos personales mediante fotografías o videos enviados desde Alemania, Canadá,  Cuba, España, Estados Unidos de América, Francia, Guatemala, India, Israel, Italia, México y Nicaragua.

El canciller de la República, Hugo Martínez, quien se encuentra participando en la Reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), en Guatemala y el Viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda , quien se encuentra en misión oficial en el Gran Ducado de Luxemburgo,  se han sumado a esta iniciativa por la Vida, la Paz y  Justicia  en El Salvador portando su listón blanco. 

En tanto, los viceministros de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Carlos Castaneda, y para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, acompañan los actos alusivos a esta iniciativa que se están desarrollando en el país portando una pancarta con imágenes de salvadoreños en el exterior que se han unido a esta marcha desde todos los rincones del mundo.

En apoyo a esta Marcha se realizarán 142 actividades desde 74 representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en todo el mundo.

Fotografías, vídeos y contenido de redes sociales sobre estas actividades se encuentran disponibles en el siguiente el sitiohttp://www.rree.gob.sv/porlapazsv/

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon,  expresó su respaldo a la Marcha por la Paz, la Vida y la Justicia, que el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) ha convocado para este 26 de marzo.

Al respecto, envío un mensaje al pueblo salvadoreño donde manifestó: “Es para mí un gran honor participar en este importante evento hoy. Deseo compartir un mensaje de esperanza con todos ustedes: Juntos es posible. Juntos es posible vivir en paz, juntos podemos vencer el miedo y tender puentes. Juntos es posible promover los derechos humanos y la justicia. Las Naciones Unidas los acompañaran en este camino”.

Asimismo, el secretario general de la ONU hizo referencia a la visita que realizó al país el pasado mes de enero, en el marco del Vigésimo Tercer aniversario de la Firma de los Acuerdos de Paz, donde señaló que El Salvador es un ejemplo para el mundo, dado que en este proceso se lograron superar las diferencias y se optó por la paz.

En ese sentido, indicó que si bien existen algunos desafíos por afrontar en cuanto a la violencia, “Uniéndose hoy, ustedes demuestran un compromiso al cambio, la construcción de un futuro de paz, seguridad ciudadana y prosperidad para todos, esta en sus manos y comienza hoy”, enfatizó.

Finalmente, el secretario Ban Ki-moon concluyó su mensaje citando una frase de Monseñor Óscar Arnulfo Romero ‘La paz es la aportación generosa, tranquila de todos, para el bien de todos’ y exhortó a las salvadoreñas y salvadoreños a tomar esta lección y marchar juntos por la vida, la paz y la justicia.